Carta del Presidente

­­­­CARTA DE BIENVENIDA DEL PRESIDENTE

El Rugby es la amistad en torno a un balón oval.

Nuestro querido balón es diferente porque es un símbolo, porque en él a lo largo de décadas, nuestros mayores contribuyeron a simbolizar lo que nos diferencia.

  • La exaltación de la amistad, dentro y fuera del campo, cuando éramos jóvenes, ahora y siempre.
  • Entendemos la amistad como respeto, nuestro valor supremo. Respeto que se expresa hacia los compañeros de ambos equipos y al árbitro; eso nos diferencia. Nos diferencia el pasillo tras el partido y el siempre presente tercer tiempo.
  • Entendemos el partido como una fiesta, como una celebración a la que asistimos jugadores, equipo técnico, árbitro, espectadores y toda aquella persona que se acerque y comparta nuestros valores.

Nuestra asociación, la Asociación de Veteranos de Rugby Escoriones de Granada, es un grupo de amigos y amigas quienes un día fuimos seducidos, casi abducidos, por el mundo del Rugby, por su caballerosidad, explosión creativa, canalización/sublimación de la agresividad, pasión controlada, exaltación de la elegancia, del empuje, de la velocidad física y mental, la perseverancia y el espíritu de superación; todo ello como ya se ha dicho, dentro del empeño por el más exquisito respeto.

Nos une también el disfrute razonable de la vida. Nuestra amistad de décadas nos lo proporciona y facilita. Nos unieron las magulladuras, la adrenalina y las endorfinas, ahora también nos unen los sabores, la cerveza y las experiencias de nuestras giras nacionales e internacionales. Nos une un chispeante sentido del humor sin el cual es difícil entendernos. Nos une este –en la práctica- Grupo de Ayuda Mutua que estamos creando, que si bien en ocasiones pone a prueba nuestra salud física, se comporta como una auténtica garantía de vida en su sentido más amplio.

Nos une sin duda la devoción que profesamos a la memoria de Manolo Haro a quien tratamos de honrar cada año en nuestro memorial.

Nos une el deseo de difundir los valores de nuestro deporte, de casi podríamos decir nuestro estilo de vida, con el sueño de ser dignos difusores de las enseñanzas que recibimos de los que nos precedieron.

¡VIVE EL RUGBY!

Un fuerte abrazo amigas y amigas.

Manuel Gálvez Ibáñez (Hochi)